La Fe de la Mujer Sirofenicia y La Perseverancia en la Oración

 Aprende de la Fe de la Mujer Sirofenicia Para que Tus Oraciones Sean Contestadas

Mateo 15:21-29 (RVR1960)

21 Saliendo Jesús de allí, se fue a la región de Tiro y de Sidón.

22 Y he aquí una mujer cananea que había salido de aquella región clamaba, diciéndole: !!Señor, Hijo de David, ten misericordia de mí! Mi hija es gravemente atormentada por un demonio.

23 Pero Jesús no le respondió palabra. Entonces acercándose sus discípulos, le rogaron, diciendo: Despídela, pues da voces tras nosotros.

24 El respondiendo, dijo: No soy enviado sino a las ovejas perdidas de la casa de Israel.

25 Entonces ella vino y se postró ante él, diciendo: !!Señor, socórreme!

26 Respondiendo él, dijo: No está bien tomar el pan de los hijos, y echarlo a los perrillos.

27 Y ella dijo: Sí, Señor; pero aun los perrillos comen de las migajas que caen de la mesa de sus amos.

28 Entonces respondiendo Jesús, dijo: Oh mujer, grande es tu fe; hágase contigo como quieres. Y su hija fue sanada desde aquella hora.

¿Qué nos enseña la mujer Sirofenicia?la fe de la mujer sirofenicia

1. La Mujer  Sirofenicia tenía fe en el poder de Jesús:

Ella creía que era Jesús a quién tenía que dirigirse e insitió en su petición porque estaba convencida de que Él tenía poder para sanar a su hija. ¿Estás convencido de que Jesús puede solucionar el problema por el cual le estás pidiendo?

2. Además de fe, la mujer sirofenicia perseveró en su petición a pesar de las negativas iniciales:

La primera vez que clamó, Jesús no respondió, la segunda vez le dijo que no, la tercera vez (a pesar de que ella se humilló más) su respuesta fue también negativa, a la cuarta vez obtuvo la respuesta más un reconocimiento especial de Jesús por su fe.

¿Por qué Jesús actúo así?, ¿Por qué fue tan duro con ella?

Probablemente porque…

3. Jesús estaba probando la fe y el corazón de la mujer sirofenicia:

Es difícil entender porque Dios actúa algunas veces, sus pensamientos van mucho más allá de los nuestros y se nos olvida que Él es el creador y nosotros hechura de sus manos. Muchas veces la demora en la respuesta a nuestras peticiones es simplemente la prueba de nuestra fe, ¿seguiremos creyendo que Él puede resolver nuestro problema a pesar de que se demora en contestar?

La mujer sirofenicia no dudó ni un instante, tampoco se dejó llevar por el orgullo, sino que mostró una humildad de carácter y una fe que impresionó a Jesús, ella sabía quién era Jesús, sabía que podía sanar a su hija, sabía que era MÁS que ella (cosa que nos cuesta reconocer muchas veces) y estaba dispuesta a hacer lo que fuera necesario para conseguirlo, perseveró en su petición y consiguió la respuesta.

 

Hebreos 6:11-12 (RVR1960): Pero deseamos que cada uno de vosotros muestre la misma solicitud hasta el fin, para plena certeza de la esperanza,12 a fin de que no os hagáis perezosos, sino imitadores de aquellos que por la fe y la paciencia heredan las promesas.

 

Otros ejemplos de Fe en la Biblia:

El Centurión (Mateo 8:5-13(RVR1960)):

Entrando Jesús en Capernaum, vino a él un centurión, rogándole,

y diciendo: Señor, mi criado está postrado en casa, paralítico, gravemente atormentado.

Y Jesús le dijo: Yo iré y le sanaré.

Respondió el centurión y dijo: Señor, no soy digno de que entres bajo mi techo; solamente di la palabra, y mi criado sanará.

Porque también yo soy hombre bajo autoridad, y tengo bajo mis órdenes soldados; y digo a éste: Ve, y va; y al otro: Ven, y viene; y a mi siervo: Haz esto, y lo hace.

10 Al oírlo Jesús, se maravilló, y dijo a los que le seguían: De cierto os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe.

11 Y os digo que vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos;

12 mas los hijos del reino serán echados a las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes.

13 Entonces Jesús dijo al centurión: Ve, y como creíste, te sea hecho. Y su criado fue sanado en aquella misma hora.

Conclusión:

Aprendamos de la fe de la mujer sirofenicia,  cómo  logró impactar e impresionar el corazón de Jesús y cómo perserveró con paciencia sin desfallecer ante las negativas iniciales a su petición, consiguiendo finalmente la respuesta a su petición.

Juan 11:40 (RVR1960)

Jesús le dijo: ¿No te he dicho que si crees, verás la gloria de Dios?

 

 

 

¡Comparte con tus amigos!

Comentarios

  1. Tenía un problema, el Señor nuestro Dios me dío palabra con Marcos 7 24 hasta el 30. Me respondió y lo mostró en la solución de mi problema.
    Gloria a Dios, Gracias Dios por escucharme y hacer este milagro

Deja tu comentario

*


*