Las Siete Funciones del Espiritu Santo y La Santificación

INTRODUCCIÓN: FUNCIONES DEL ESPIRITU SANTO

¿Qué hace el Espíritu Santo en la vida del creyente?

1. Lo habita: 1 Corintios 3:16 (RVR1960) ¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?

2. Lo hace nueva criatura – la obra de Regeneración: Juan 3:5 (RVR1960) “Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.”

3. Lo convence de pecado, justicia y juicio: Juan 16:8-11 (RVR1960): “Y cuando él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio. De pecado, por cuanto no creen en mí;  de justicia, por cuanto voy al Padre, y no me veréis más; y de juicio, por cuanto el príncipe de este mundo ha sido ya juzgado.”

4. Le guía a toda la verdad: Juan 16:13 (RVR1960): “Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir.”

5. Glorifica a Jesucristo y le enseña al creyente: Juan 16:14-15 (RVR1960): “El me glorificará; porque tomará de lo mío, y os lo hará saber. Todo lo que tiene el Padre es mío; por eso dije que tomará de lo mío, y os lo hará saber.”

6.  Le reviste de poder: Hechos 1:8 (RVR1960): “pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.”

7. La Santificación:1 Corintios 6:11,17 (RVR1960): “Y esto erais algunos; mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios.””Pero el que se une al Señor, un espíritu es con él.”

COMPRENDIENDO LA SANTIFICACIÓN:

1. Definición:Funciones del Espiritu Santo y la santificacion

La palabra santificación quiere decir “apartar”. Es el hecho de que una vez que somos puestos en Cristo, somos colocados para siempre como posesión de Dios.

Efesios 1:13-14 (DHH): “Gracias a Cristo, también ustedes que oyeron el mensaje de la verdad, la buena noticia de su salvación, y abrazaron la fe, fueron sellados como propiedad de Dios con el Espíritu Santo que él había prometido.  Este Espíritu es el anticipo que nos garantiza la herencia que Dios nos ha de dar, cuando haya completado nuestra liberación y haya hecho de nosotros el pueblo de su posesión, para que todos alabemos su glorioso poder.”

Efesios 4:30 (DHH): “ No hagan que se entristezca el Espíritu Santo de Dios, con el que ustedes han sido sellados para distinguirlos como propiedad de Dios el día en que él les dé la liberación definitiva.”

1 Corintios 6:9-12 (RVR1960):” ¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones,  ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios. Y esto erais algunos; mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios.  Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna. ”

v.11: “…ya habéis sido santificados”, esta santificación, como el lavamiento, se encuentran en el tiempo gramatical Aoristo (ocurrió de una vez y para siempre).

 2. La Santificación en el Nuevo Testamento:

  • En Cristo soy Santificado de una vez por todas! 1 Corintios 6:11(RVR1960):”  Y esto erais algunos; mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios.”
  • En mi experiencia estoy siendo Santificado. 1 Corintios 6:17 (RVR1960): “ Pero el que se une al Señor, un espíritu es con él.”; 2 Corintios 3:17-18 (RVR1960): “Porque el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad. Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor. “; 1 Pedro 1:22 (RVR1960): “Habiendo purificado vuestras almas por la obediencia a la verdad, mediante el Espíritu, para el amor fraternal no fingido, amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro;”. Como un proceso que el Espíritu Santo realiza, conforme dependemos de Él. La exhortación que hace el nuevo testamento respecto a la santificación es en este aspecto experiencial y progresivo. 1 Tesalonicenses 4:7 (RVR1960):”Pues no nos ha llamado Dios a inmundicia, sino a santificación.” ; 1 pedro 1:15-16 (RVR1960): “sino, como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir;  porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo.”; Romanos 8:29 (RVR1960): “ Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos.”
  • En el futuro, ocurrirá la transformación de nuestra naturaleza y seremos apartados de la presencia del pecado. Entonces la santidad Posicional y Experiencial se fundirán en un acuerdo perfecto. 1 Juan 3:2-3 (RVR1960): “Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es.  Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, así como él es puro.”

3. La experiencia del creyente:

Romanos 7:5-8 (RVR1960): “ Porque mientras estábamos en la carne, las pasiones pecaminosas que eran por la ley obraban en nuestros miembros llevando fruto para muerte.  Pero ahora estamos libres de la ley, por haber muerto para aquella en que estábamos sujetos, de modo que sirvamos bajo el régimen nuevo del Espíritu y no bajo el régimen viejo de la letra. ¿Qué diremos, pues? ¿La ley es pecado? En ninguna manera. Pero yo no conocí el pecado sino por la ley; porque tampoco conociera la codicia, si la ley no dijera: No codiciarás. Mas el pecado, tomando ocasión por el mandamiento, produjo en mí toda codicia; porque sin la ley el pecado está muerto.”

La carne – y la ley → Pecado:  Romano 7:24-25 (RVR1960): “!!Miserable de mí! ¿quién me librará de este cuerpo de muerte?  Gracias doy a Dios, por Jesucristo Señor nuestro. Así que, yo mismo con la mente sirvo a la ley de Dios, mas con la carne a la ley del pecado.”

Por el Espíritu Santo soy libre. El hecho de saber quiénes somos en Cristo es un fundamento esencial para que seamos todo lo que Dios quiere que lleguemos a ser en Cristo.

Filipenses 3:12-16 (RVR1960): “No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo, por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús. Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante,  prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.  Así que, todos los que somos perfectos, esto mismo sintamos; y si otra cosa sentís, esto también os lo revelará Dios.  Pero en aquello a que hemos llegado, sigamos una misma regla, sintamos una misma cosa.”

¡Comparte con tus amigos!

Deja tu comentario

*


*