El Poder del Evangelio: Experimenta El Gozo de Compartir Tu Fe en Jesus

EL PODER DEL EVANGELIO

“Porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo. ¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quién les predique? ¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? Como está escrito: ¡Cuán hermosos  son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas!”

Romanos 10:13 – 15 (RVR1960)

 

El Poder del Evangelio: LA EXPERIENCIA MÁS IMPORTANTE

No existe ninguna experiencia en la vida más estimulante ni más halagadora, en el sentido espiritual, que la aventura de dar testimonio del Señor Jesucristo a otros. A miles de cristianos en todo el mundo se les han hecho estas dos preguntas:

  • ¿Cuál es la experiencia más importante que ha tenido en su vida? La respuesta inevitable siempre ha sido “Conocer a Jesucristo como mi Señor, Dueño y Salvador, es sin duda alguna la experiencia más importante de mi vida”.
  • ¿Cuál es la mejor ayuda que usted puede brindar a otra persona? Una vez más, la respuesta es siempre la misma: “Ayudarle a recibir al Señor Jesucristo”. Lo más probable es que nosotros responderíamos de la misma manera a éstas dos preguntas. Sin embargo, cuan triste es ver que solo unos pocos cristianos están compartiendo su fe en Dios y en el Señor Jesucristo con otras personas

 

CAUSAS POR LAS CUALES NO EVANGELIZAMOS

1. El cristiano común y corriente no conoce cómo vivir una vida victoriosa controlada por el Espíritu Santo.

pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra. Hechos 1:8 (RVR1960)

2. El cristiano común no sabe cómo comunicar eficazmente su fe en el Señor Jesucristo con otras personas. 

sino santificad a Dios el Señor en vuestros corazones, y estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros;   1 Pedro 3:15 (RVR1960)

 

Es difícil encontrar a un cristiano que esté compartiendo el mensaje del Señor Jesucristo con regularidad, como un estilo de vida, y que lo esté haciendo en el poder del Espíritu Santo, que no se encuentre irradiando entusiasmo y alegría.EL Poder del Evangelio

 !!Cuán hermosos son sobre los montes los pies del que trae alegres nuevas, del que anuncia la paz, del que trae nuevas del bien, del que publica salvación, del que dice a Sion: !!Tu Dios reina! . Isaías 52:7 (RVR1960)

3. Muchos cristianos no consideran la evangelización un mandamiento.

  • El Señor Jesucristo declara que el primer gran mandamiento es amar al Señor por sobre todas las cosas, y el segundo amar al prójimo como a uno mismo.

Jesús le respondió: El primer mandamiento de todos es: Oye, Israel; el Señor nuestro Dios, el Señor uno es. Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que éstos. Marcos 12:29 – 31(RVR1960)

  • Debemos entender que si amamos al Señor, también debemos amar sus mandamientos, y el compartir las buenas nuevas, definitivamente es un mandamiento.

Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén. Mateo 28:18 – 20(RVR1960).

  • Por otro lado, el genuino amor al prójimo no es capaz de dejar por fuera la responsabilidad de comunicarles a todas las personas las buenas noticias sobre su salvación y la de los suyos.

Mas Jesús no se lo permitió, sino que le dijo: Vete a tu casa, a los tuyos, y cuéntales cuán grandes cosas el Señor ha hecho contigo, y cómo ha tenido misericordia de ti.Y se fue, y comenzó a publicar en Decápolis cuán grandes cosas había hecho Jesús con él; y todos se maravillaban. Marcos 5:19 – 20(RVR1960)

APLICACIÓN

Reflexionemos sobre éstas tres causas por las cuales no damos testimonio de Dios, ni del Señor Jesucristo y busquemos las adecuadas soluciones para que podamos experimentar el gozo y el poder del evangelio en nuestras vidas y en las de nuestro entorno.

Publicar un comentario

*

Book your tickets

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies