¿Qué NO es y Qué es Tomar La Cruz?

TOMANDO LA CRUZ EN EL SIGLO XXI

Mateo 16: 21-17  Lucas 14: 25-27  Gálatas 2: 20  Juan 12: 24

HERNAN MARIN VALENCIA

Director CENFOL ESPAÑA

Foto Hernan y Stella Congreso Lima 2013 pequeña

Bosquejo de la Prédica dada en el Congreso Internacional de CENFOL en Lima, 24 al 27 de Enero de  2013 “La Hora Ha Llegado… Es el Día del Planeta”

Foto Predica Tomando la Cruz en el siglo XXI - Hernan Marin Valencia 

Con exhortaciones y motivaciones sobre “tomar la cruz”, los más antiguos líderes entre nosotros no pudimos resistir el llamado del Señor a  seguirle y servirle de tiempo completo o a tiempo parcial hace ya más de treinta y cinco años.  Espero que en este Congreso ocurra algo similar y con más entrega y pasión.

Si creemos de verdad que la “hora del planeta ha llegado”, es decir, la hora final de presentar a Cristo como respuesta a toda crisis, la hora de la Segunda Venida de Jesús, la hora del compromiso definitivo con la evangelización y el discipulado del mundo, ¿Cuál es nuestra responsabilidad y actuación inmediatas? El mundo nos debería quedar pequeño ante el gran poder que Dios nos ha dado para conquistarlo espiritualmente. Todo deber difícil de cumplir que se encuentra en el camino encierra una gran bendición para el cristiano,  no cumplirlo, cueste lo que cueste, es perder la bendición. Para dejar de ser parte del problema   y convertirnos en parte de la solución necesitamos aceptar y cumplir el desafío que nos dejó Jesús:

“SI ALGUNO QUIERE VENIR EN POS DE MÍ, NIÉGUESE A SI MISMO, Y TOME SU CRUZ, Y SÍGAME” (Mateo 16: 24 (RVR1960)).

¿Qué NO es y Qué es Tomar La Cruz?

  • La negación del yo no es lo mismo que la abnegación. Esto último significa privación o sacrificio que alguien hace voluntariamente de posesiones, afectos, intereses, comodidades, generalmente por motivos religiosos o por altruismo.La negación del yo es una sumisión tan completa la señorío de Cristo, que el yo no tiene derechos, ni autoridad alguna.  Significa que el yo abdica del trono.
  • Tomar la cruz no se refiere a una enfermedad física, angustia mental, o  dificultad económica, puesto que estas cosas son comunes a todos los seres humanos.
  • Tomar la cruz es un camino escogido deliberadamente que tal como el mundo lo considera es una deshonra y un reproche. La cruz es  el emblema  de la vergüenza, la persecución y el abuso que el mundo cargó sobre el Hijo de Dios y que el mundo cargará sobre todos aquellos que elijan ir contra la corriente. Cualquier creyente en Jesús puede evitar la cruz  conformándose a este mundo  y a sus intereses. (Romanos 12: 1-2; Juan 12: 24).

 ¿Por qué Jesús nos habla de tomar la cruz, comparándola  con el precio  a pagar por seguirle, si todavía no  había padecido el proceso de su crucifixión?

Porque los discípulos sabían lo que significaba esa expresión. Los cristianos del primer siglo entendieron muy bien lo que quiso decir Jesús con estas palabras y por eso muchos pagaron con su vida el seguirle y servirle  y posiblemente lo entendieron hasta la caída del Imperio Romano hacia el siglo V después de Cristo.

Por esta razón a nosotros nos cuesta mucho captar el verdadero significado de esta expresión de Jesús quién nos ilustra la escena de un condenado llevando su “patibulum”, estaca vertical que llevaba el condenado a muerte por las calles rumbo al sitio donde cumpliría su sentencia;  de igual manera, el verdadero seguidor de Jesús tiene que aceptar el desprecio y renunciar a sus propios derechos. La crucifixión era un cruel y vergonzoso método romano común de ejecución de  condenados a muerte. Seguir a Jesús, por tanto, implica una entrega verdadera, renuncia de derechos, vergüenza, menosprecio, posibilidad de perder la vida, sin posibilidad de retroceso, es decir, sin volver atrás (Lucas 9: 62). En la Biblia, la cruz es sinónimo de maldición, “…. Maldito todo el que es colgado en un madero” (Gálatas 3: 13;  Deuteronomio 21: 22-23). La palabra griega “staurus” (cruz) significa palo o estaca vertical, por eso la cruz es sinónimo de madero.

Jesús quiso que supiéramos que seguirle y servirle implica renuncia de derechos, vergüenza, menosprecio, muerte, soledad, sufrimiento. El apóstol Pablo en  I Corintios 4: 9-13 hace un dramático resumen de lo que implica ser un verdadero siervo del Señor:

Porque según pienso, Dios nos ha exhibido a nosotros los apóstoles como postreros, como a sentenciados a muerte; pues hemos llegado a ser espectáculo al mundo, a los ángeles y a los hombres.

 Nosotros somos insensatos por amor de Cristo, mas vosotros prudentes en Cristo; nosotros débiles, mas vosotros fuertes; vosotros honorables, mas nosotros despreciados.

Hasta esta hora padecemos hambre, tenemos sed, estamos desnudos, somos abofeteados, y no tenemos morada fija.

Nos fatigamos trabajando con nuestras propias manos; nos maldicen, y bendecimos; padecemos persecución, y la soportamos.

 Nos difaman, y rogamos; hemos venido a ser hasta ahora como la escoria del mundo, el desecho de todos. 1 Corintios 4:9-13 (RVR1960)

 

El precio de tomar la cruz y seguir y servir a Jesús hoy en pleno siglo XXI sería, entre otras cosas:

  • Atrevernos a ser diferentes, no conformarnos a este mundo (Romanos 12: 1-2),
  • Decidir no sacrificar los principios y mandamientos dados por Dios y que siempre serán vigentes como: La integridad, la verdad.
  • Adquiriendo nuestra identidad en Cristo y no en los modelos que el mundo nos quiere imponer;
  • Los jóvenes dejando el miedo a comunicar su creencia en Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo en internet y en las diferentes redes sociales;
  • Los adultos que participan en el deporte, política, en el arte ,en la ciencia, o en los medios de comunicación,  llevando  el nombre y mensaje de Jesús  sin temor ni vergüenza a sus diferentes interlocutores, como lo hacen, por ejemplo, varios deportistas famosos mundialmente.

DEJEMOS DE SER PARTE DEL PROBLEMA DE LA HUMANIDAD Y CONVIRTÁMONOS EN PARTE DE SU SOLUCIÓN AFECTANDO POSITIVAMENTE NUESTRO ENTORNO CON LAS ENSEÑANAZAS REVOLUCIONARIAS DE JESÚS, NOS QUEDA POCO TIEMPO.

Publicar un comentario

*

Book your tickets

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

CERRAR