Los Beneficios de Agradecer a Dios

Agradecer a Dios

“… y sed agradecidos “. Colosenses 3:15

A veces pensamos que Dios necesita de nuestra acción de gracias o que lo hacemos por educación (por recibir un favor de alguien) pero cuando Dios nos pide que le seamos agradecidos (1 Tesalonicenses 5:18) no lo dice para Su beneficio sino para el nuestro.

¿Por qué Agradecer a Dios?

1. El Agradecer a Dios ayuda a consolidar Nuestra Fe:

Es una muestra al exterior de la Existencia de Dios. Leamos Mateo 11: 1-5 (RVR1960):

Cuando Jesús terminó de dar instrucciones a sus doce discípulos, se fue de allí a enseñar y a predicar en las ciudades de ellos.

Y al oír Juan, en la cárcel, los hechos de Cristo, le envió dos de sus discípulos,

para preguntarle: ¿Eres tú aquel que había de venir, o esperaremos a otro?

Respondiendo Jesús, les dijo: Id, y haced saber a Juan las cosas que oís y veis.

Los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos son limpiados, los sordos oyen, los muertos son resucitados, y a los pobres es anunciado el evangelio;

¿Por qué Jesús no respondió a la pregunta de si Él era el Hijo de Dios con un tratado de teología, de profecías cumplidas, sino con una reseña de los hechos que estaban ocurriendo?

Las obra de Dios en tu vida, son hechos, manifestaciones de Dios. Cuando expresamos nuestro agradecimiento a Dios estamos siendo la carta de presentación de Él ante el mundo, afirmando porqué creemos en Dios. Es así que cuando se tiene un corazón agradecido es fácil y sencillo contarles a nuestros amigos y familiares acerca de nuestra fe en Dios. (Mateo 5:16 (RVR1960): “Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.”).

2. El Agradecer a Dios es Antídoto ante un mundo Negativo:

Estamos en un mundo negativo, en las noticias, publicidad y conversaciones lo podemos apreciar. Es difícil encontrar gente optimista y feliz. Los seres humanos nos hemos encargado de crear un mundo negativo, falto de gozo.

Es una cultura absorbente de la que no somos conscientes y que nos lleva a vivir tristemente, he aquí un pequeño listado de lo que hacemos diariamente y que contribuye a la falta de esperanza y alegría:

  • Si quieres ser infeliz cuenta todo lo que te hace falta
  • Si quieres ser infeliz compárate con otros
  • Si quieres ser infeliz insiste en agradar a todo el mundo

Cuando diariamente agradecemos a Dios por las pequeñas y grandes bendiciones que recibimos nos vacunamos de la cultura de frustración y pesimismo, es una vacuna espiritual de gozo que trae fortaleza: “… porque el gozo del Señor es vuestra fuerza”. Nehemías 8:10 (RVR1960)

 

Publicar un comentario

*

Book your tickets

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies